¿Controlar el estrés es posible?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Lo podemos intentar…

Tipos de estrés

  1. Físico
  2. Mental
  3. Espiritual

Para poder “controlar” el estrés se necesitan poner en equilibrio algunos parámetros en nuestro día a día y así ir consiguiendo estar tranquilo/a.

  • Ejercicio

Alguna actividad que nos haga movernos y ejercitar nuestro cuerpo. Mantenerlo tonificado, elástico. Es decir, conservar los músculos y articulaciones en buen  funcionamiento, tonificar los órganos internos, estimular la circulación sin causarnos fatiga.

  • Relajación

Aprender una manera de relajación consiguiendo que el cuerpo se refresque mediante una buena práctica de respiración.

  • Meditación

Meditando uno aprende a controlar la trascendencia de las cosas que inquietan a nuestro mente/cuerpo.

Liberar tensión mental y física

Estirar músculos y articulaciones, columna vertebral estructura ósea.

Operando así en glándulas y nervios.

Las tres fuerzas, cuerpo, mente y alma, han de evolucionar en equilibrio.

Conclusiones practicas:

  1. DEPORTE:    Practicar cualquier deporte es muy beneficioso para nuestra salud integral: Psicológica y Corporal. Nuestro cerebro libera una hormonas llamadas  endorfinas de manera totalmente natural y son las responsables de la sensación de Felicidad. Alivian la ansiedad, activándonos y generando autoconfianza, aumentando nuestra energía, mejorando nuestro carácter y siendo así más productivos.
  2. YOGA: Disciplina milenaria orientada a obtener un equilibrio entre la mente, el cuerpo y el espíritu. Practicando Yoga obtenemos bienestar, paz interior, autocomprensión y autorealización pudiendo practicarlo todo el mundo. Apacigua nuestra mente, nos hace sentir más felices y mejora nuestros músculos, órganos y defensas beneficiando nuestra salud física.
  3. VISUALIZACION CREATIVA: Nos imaginamos una situación en un momento que nos provoque una sensación de tranquilidad. Pensamos en un objetivo concreto, podemos escribirlo y leerlo varias veces para sentir el placer de conseguirlo. Esa energía positiva centrada en este objetivo te hará sentir muy bien.
  4. MINDFULNESS: Esta palabra se le ha dado a una nueva actividad que consiste en  la “atención plena”, es decir estar “Aquí y Ahora”. Vivir el momento presente dejando el pasado y si pensar en el futuro.  Concentración, respiración, observando que sentimos en nuestro cuerpo. Existen muchos libros, clases y audios para aprender. Notaremos Paz interior y muchos beneficios  aumentando nuestra calidad de vida.
  5. ESCUCHAR MUSICA: Estudios científicos ratifican que escuchar música aumenta la producción de  “dopamina”, un neurotrasmisor que activa nuestro centro de placer, el mismo que estimula en experiencias sexuales o gastronómicas. Además , puede reducir el dolor, estimula el aprendizaje y la concentración,  también reduce la presión arterial.
  6. CONECTAR CON LA NATURALEZA Y ANIMALES: Simplemente estar con tu mascota o estar con animales nos reportan muchos beneficios: acariciar animales proporciona oxitocina, la hormona responsable de que sintamos amor, tener compasión y ser más amables…. Hay mucha terapias asistidas por animales en las cuales, guiadas por un terapeuta proporcionan una mejora para la recuperación del paciente. Se suele trabajar con perros, caballos e incluso delfines…
  7. AROMATERAPIA: es una terapia alternativa, donde se utilizan aceites esenciales. Estos se extraen de las plantas y consiguen el restablecimiento y equilibrio, sanando nuestro cuerpo y salud en general. La percepción de determinados aromas producen reacciones y efectos determinados en nuestro cuerpo y nuestra mente.  Los estímulos olfativos llegan directamente a nuestro cerebro. Las neuronas en la región olfatoria son neuronas sensitivas primarias y forman parte de las neuronas cerebrales. Nuestras emociones se renuevan, transforman nuestras experiencias y reduce significativamente el estrés.
  8. MANUALIDADES:   Cualquier trabajo manual o trabajo artesanal es un fabuloso ejercicio de relajación y concentración y proporciona un impacto directo y muy positivo en nuestro bienestar y salud mental.  La Neurociencia ha comprobado que este tipo de actividades impactan en nuestro cerebro mejorando estados de ansiedad y depresión. Mejora la calidad de vida y reduce el estrés. Ayuda a mantener la salud del cerebro en buenas condiciones.
  9. HACER PUZZLES: Es un ejercicio de gimnasia mental. La concentración del cerebro hace que lo mantengamos sano, activo y estimulado. Hace la mente más fuerte: Refuerza la autoestima, calma, quita el estrés, mejora las relaciones  sociales y relaja.
  10. COLOREAR MANDALAS:  Mandalas son símbolos de origen hindú. Representan la Totalidad, el Cosmos, la Naturaleza el Individuo y el Mundo Espiritual. Son figuras generalmente geométricas y simétricas, aunque también  pueden tener otros disposiciones. Se utilizan como método de mediación, fijamos la atención mientras los coloreamos o simplemente observándolos.

Se recomienda  coloreados desde afuera hacia adentro y los colores se eligen intuitivamente.  Nos ayudan expresar nuestras emociones y liberarlas. Relajan. Refuerzan la autoestima y relajación mental.

¿Te gustó este artículo?